Depuración y reuso de aguas residuales

Tecnología TPO

El Tratamiento de Percolación Oxigenado (TPO) , es una tecnología innovadora, limpia y respetuosa ambientalmente, basada en un sistema de depuración natural y aerobio, para todo tipo de agua residual orgánica. En el Tratamiento TPO, el agua residual desciende por gravedad a través de una serie de lechos formados por material inerte filtrante que sirve de soporte para el desarrollo de colonias bacterianas. La rápida y eficaz oxigenación del proceso viene favorecida por la fina película de agua que envuelve el material inerte de los lechos, lo que sin duda permite que la depuración del agua residual se realice en ausencia de olores.


Formato

Los formatos constructivos del TPO son de dos tipos:

1.- Con disposición horizontal de los lechos, en el que el agua fluye por gravedad hacia la parte inferior del lecho, que está debidamente impermeabilizada para evitar lixiviaciones al terreno, de allí es dirigida hacia los colectores de recogida, para seguidamente pasar a los depósitos decantadores y mediante impulsión al siguiente lecho. Toda esta secuencia operativa se repite en cada uno de los lechos, que se encuentran soterrados, por lo que el impacto visual es prácticamente inexistente, y además permite la utilización de la superficie de los mismos para otros usos.

2.-Con disposición vertical de los lechos, uno encima de otro si bien separados por una zona de aireación entre lecho y lecho, lo que permite la oxigenación natural del interior de los mismos. De este modo se consigue un ahorro tanto en inversión como en costes de mantenimiento, por cuanto eliminamos los bombeos y depósitos intermedios, siendo ésta la razón por la que el rendimiento energético del formato vertical es superior al del horizontal.



Ventajas del uso del tratamiento TPO

  • Bajo mantenimiento.
  • Ausencia de olores.
  • Soporta paradas prolongadas.
  • No precisa aporte de bacterias.
  • Totalmente automatizado.
  • Funcionamiento bajo demanda.
  • Bajo consumo energético.
  • Baja producción de fangos.
  • No precisa aditivos químicos.
  • Escalable según necesidades del cliente.
  • No precisa personal cualificado para las labores rutinarias de mantenimiento.